INFORMACIÓN GRATIS, DESCUENTOS EXCLUSIVOS. SUSCRÍBETE.

Luz azul, así afecta tu visión

Hace unos meses estaba en una reunión con varios amigos. Era un día soleado, perfecto para una barbacoa. Estábamos todos en la terraza cuando alguien dice ¿cuál es tu color favorito?. La respuesta no se hizo esperar, 10 de las 12 personas presentes dijeron: azul.

Este es sin duda un color que nos transporta, nos hace pensar en el hermoso cielo de verano, nos recuerda al mar o nos llena de tranquilidad.

Pero, sabías qué a pesar de darnos quietud, en términos lumínicos el azul es un color de alta energía? Es por esto que ahora la iluminación ha pasado de los focos incandescentes (esos que preferías apagar en los días calurosos), a los focos LED, los cuales transmiten luz de alta energía o también conocida como luz azul.

Este tipo de iluminación nos está cambiando la vida, además del obvio ahorro energético, también modifica nuestra forma de comportarnos, nuestro descanso y a nuestros ojos.

Sobre la luz azul

La luz visible (la que viene del sol) está compuesta por diferentes longitudes de ondas, que van desde el color rojo hasta el azul violeta.

Una buena parte de este espectro es necesaria para el correcto funcionamiento de tu cuerpo y para percibir el mundo como lo ves. Así luce el espectro de luz visible junto a la luz ultravioleta:

 

Luz Azul Esencial y Nociva
Foto: Essilor

 

Hacia el lado rojo hay menos energía transmitida, pero hay más calor (por eso los focos de antes se ponían tan calientes). Hacia el lado del ultravioleta tendremos menos calor, pero más energía. Y el azul está, como lo puedes ver, cerca de los rayos UV.

La luz de alta energía nos ha ayudado a mejorar la eficiencia de la iluminación en las casas, en la ciudad y en tu teléfono. Gracias a ella tienes una mejor resolución que no consume tanta batería (salvo que dejes el celular encendido todo el día), pero así mismo afecta nuestros ojos.

La azul turquesa

Esta parte del espectro nos ayuda a regular nuestro ritmo circadiano, es decir, nos indica cuando debemos dormir y cuando debemos despertarnos. También nos ayuda a regular la temperatura, tiene impacto en la memoria y es utilizada en la terapia del color como tranquilizante.

Y la luz azul ¿en qué nos afecta?

El espectro de luz entre el ultravioleta y la luz turquesa contiene la luz azul que causa:

  • Insomnio. Seguro te ha pasado que dices “veré FB 5 minutos antes de acostarme” y esos 5 minutos se convierten en 2 horas. El insomnio es una de las principales consecuencias a una exposición prolongada a esta luz porque disminuye la melatonina (hormona del sueño). 
  • Fatiga visual. Esta fatiga es causada por el tiempo de lectura, la disminución del parpadeo y la exposición a la luz azul. 
  • Puede elevar el riesgo de sufrir Degeneración Macular Asociada a la Edad*. Es el mismo principio de los rayos ultravioletas, así como pasar horas bajo el sol hace que tu piel se dañe, pasar horas frente a la computadora o el celular eleva el riesgo de envejecer prematuramente la zona de mejor visión en la retina. *Todavía se encuentra en su fase de estudio. 

Los consejos:

En el tema de higiene visual no es solo un factor el que determina el nivel de fatiga que va a desarrollar el paciente. Son varios los que hay que tomar en cuenta. Aquí te ofrecemos algunos consejos:

  • Descansa de la tecnología. Hay dos formas:
    • Ley del 20-20-20. Cada 20-25 minutos mira el punto más lejano que puedas por 20 segundos. 
    • Cada 25 minutos tapa tus ojos con tus manos y mira durante un rato (20 seg.) la oscuridad. 
  • Regula el brillo de la pantalla. Que sea cómodo, ni demasiado claro ni demasiado oscuro. Adicional, puedes descargar un App para regular la luz azul en tu smartphone.
  • Adquiere unos lentes con protección para luz azul. Estos lentes absorben un porcentaje de la luz de alta energía para que tus ojos y tu sueño permanezcan saludables.

Los productos que ofrecemos como el Transitions Signature con absorción de luz azul, el lente Smart Blue Filter y el Antirreflejo son una ayuda óptica para ti, con éstos nuestros pacientes se sienten más cómodos. El éxito consistirá en que uses el lente y a la vez apliques otras formas de cuidado visual. 

¿Deseas una asesoría completa?, saca una cita

Gracias por compartir esta entrada, 

Dra. Julieta Arango y 

Equipo de Ópticas Metro

 

Sorry, comments are closed for this post.

¿DESEAS RECIBIR LOS ARTÍCULOS POR EMAIL? SUSCRÍBETE

Todo el Contenido © 2015-2016 Ópticas Metro Panamá | Privacidad | Términos | Renuncia de Responsabilidad

INFORMACIÓN SOBRE TUS OJOS. SUSCRÍBETE

Luz azul, así afecta tu visión

Hace unos meses estaba en una reunión con varios amigos. Era un día soleado, perfecto para una barbacoa. Estábamos todos en la terraza cuando alguien dice ¿cuál es tu color favorito?. La respuesta no se hizo esperar, 10 de las 12 personas presentes dijeron: azul.

Este es sin duda un color que nos transporta, nos hace pensar en el hermoso cielo de verano, nos recuerda al mar o nos llena de tranquilidad.

Pero, sabías qué a pesar de darnos quietud, en términos lumínicos el azul es un color de alta energía? Es por esto que ahora la iluminación ha pasado de los focos incandescentes (esos que preferías apagar en los días calurosos), a los focos LED, los cuales transmiten luz de alta energía o también conocida como luz azul.

Este tipo de iluminación nos está cambiando la vida, además del obvio ahorro energético, también modifica nuestra forma de comportarnos, nuestro descanso y a nuestros ojos.

Sobre la luz azul

La luz visible (la que viene del sol) está compuesta por diferentes longitudes de ondas, que van desde el color rojo hasta el azul violeta.

Una buena parte de este espectro es necesaria para el correcto funcionamiento de tu cuerpo y para percibir el mundo como lo ves. Así luce el espectro de luz visible junto a la luz ultravioleta:

 

Luz Azul Esencial y Nociva
Foto: Essilor

 

Hacia el lado rojo hay menos energía transmitida, pero hay más calor (por eso los focos de antes se ponían tan calientes). Hacia el lado del ultravioleta tendremos menos calor, pero más energía. Y el azul está, como lo puedes ver, cerca de los rayos UV.

La luz de alta energía nos ha ayudado a mejorar la eficiencia de la iluminación en las casas, en la ciudad y en tu teléfono. Gracias a ella tienes una mejor resolución que no consume tanta batería (salvo que dejes el celular encendido todo el día), pero así mismo afecta nuestros ojos.

La azul turquesa

Esta parte del espectro nos ayuda a regular nuestro ritmo circadiano, es decir, nos indica cuando debemos dormir y cuando debemos despertarnos. También nos ayuda a regular la temperatura, tiene impacto en la memoria y es utilizada en la terapia del color como tranquilizante.

Y la luz azul ¿en qué nos afecta?

El espectro de luz entre el ultravioleta y la luz turquesa contiene la luz azul que causa:

  • Insomnio. Seguro te ha pasado que dices “veré FB 5 minutos antes de acostarme” y esos 5 minutos se convierten en 2 horas. El insomnio es una de las principales consecuencias a una exposición prolongada a esta luz porque disminuye la melatonina (hormona del sueño). 
  • Fatiga visual. Esta fatiga es causada por el tiempo de lectura, la disminución del parpadeo y la exposición a la luz azul. 
  • Puede elevar el riesgo de sufrir Degeneración Macular Asociada a la Edad*. Es el mismo principio de los rayos ultravioletas, así como pasar horas bajo el sol hace que tu piel se dañe, pasar horas frente a la computadora o el celular eleva el riesgo de envejecer prematuramente la zona de mejor visión en la retina. *Todavía se encuentra en su fase de estudio. 

Los consejos:

En el tema de higiene visual no es solo un factor el que determina el nivel de fatiga que va a desarrollar el paciente. Son varios los que hay que tomar en cuenta. Aquí te ofrecemos algunos consejos:

  • Descansa de la tecnología. Hay dos formas:
    • Ley del 20-20-20. Cada 20-25 minutos mira el punto más lejano que puedas por 20 segundos. 
    • Cada 25 minutos tapa tus ojos con tus manos y mira durante un rato (20 seg.) la oscuridad. 
  • Regula el brillo de la pantalla. Que sea cómodo, ni demasiado claro ni demasiado oscuro. Adicional, puedes descargar un App para regular la luz azul en tu smartphone.
  • Adquiere unos lentes con protección para luz azul. Estos lentes absorben un porcentaje de la luz de alta energía para que tus ojos y tu sueño permanezcan saludables.

Los productos que ofrecemos como el Transitions Signature con absorción de luz azul, el lente Smart Blue Filter y el Antirreflejo son una ayuda óptica para ti, con éstos nuestros pacientes se sienten más cómodos. El éxito consistirá en que uses el lente y a la vez apliques otras formas de cuidado visual. 

¿Deseas una asesoría completa?, saca una cita

Gracias por compartir esta entrada, 

Dra. Julieta Arango y 

Equipo de Ópticas Metro

 

Sorry, comments are closed for this post.