INFORMACIÓN GRATIS, DESCUENTOS EXCLUSIVOS. SUSCRÍBETE.

Prevención: la clave en la conjuntivitis

Con la incapacidad que conlleva, las molestias asociadas y la apariencia que genera, la conjuntivitis suena a un diagnóstico de horror. Sin embargo, no todas cursan igual y en la mayoría de los casos es fácil de tratar. 

Sabías ¿qué cualquiera puede contraer esta patología, pero aquellos que laboran con niños y adolescentes, o los que se encuentran en recintos cerrados están más propensos al contagio?

De esto se trata la conjuntivitis:

Es una inflamación del tejido transparente llamado conjuntiva, que recubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados. Cuando se desencadena una infección o inflamación, los vasos sanguíneos presentes en el área se dilatarán provocando ojos rojos.

Ocurre por diferentes factores:

  • Debido a un virus, que es la más frecuente
  • Por alergias y congestión de la nariz
  • Causado por bacterias
  • O, por abrasiones o agentes extraños

Síntomas

El síntoma principal de la conjuntivitis es: el ojo rojo o con apariencia rosada. Es frecuente que también se presente lagrimeo y la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo. Otros síntomas pueden ser:

  • En la conjuntivitis viral. Picazón en los ojos, sensibilidad a la luz y más lagañas de lo normal. En la mayoría de los casos comienza con un ojo y a los días aparece en el otro. Es altamente contagiosa.
  • Conjuntivitis bacteriana. Viene acompañada de una secreción en el ojo amarillenta o verde-amarillenta y pegajosa, que puede hacer que los párpados se peguen. Es posible que se presente en uno o ambos ojos y también es contagiosa
  • Aquellos con conjuntivitis alérgica presentan ojos llorosos y ardor, sensación de goteo en la nariz y sensibilidad a la luz. Ambos ojos se ven afectados, pero no es contagiosa.
  • La conjuntivitis química o irritativa es provocada por una sustancia química o un cuerpo extraño que ha entrado al ojo. Por ejemplo, el cloro de la piscina o la contaminación ambiental. También puede aparecer por quemaduras, como la exposición excesiva a la luz ultravioleta. Y por el uso inadecuado de los lentes de contacto. Este tipo de conjuntivitis tampoco es contagiosa.

La causa de la conjuntivitis debe ser diagnosticada por un oftalmólogo que es quién recomendará los cuidados necesarios. Por ejemplo, para un caso de conjutivitis irritativa puedes usar pañitos de agua fría y lágrimas artificiales, pero para una conjuntivitis bacteriana vas a requerir de antibioticos.

Es importante NO automedicarse.

prevensión clave en la conjuntivitis

Evitando la conjuntivitis

La prevención es la mejor forma de mantenerla a raya, y disminuir el riesgo de contagio. Lo más importante es lavarse las manos varias veces al día, sobre todo si le has dado la mano a alguien con ojos rojos o si has estado en lugares públicos. Otros consejos son: 
  1. Evita tocarte los ojos con las manos sucias
  2. Cúbrete la nariz y la boca al toser y estornudar
  3. No compartas artículos de higiene personal como paños, toallas para las manos y pañuelos.
  4. Si utilizas lentes de contacto, asegúrate de seguir los consejos de tu contactólogo para su cuidado y cambio; solo usa la solución que te recomendaron y no duermas con ellos, ni los compartas
  5. Si vas a nadar, usa gafas de natación para proteger tus ojos de bacterias u otros microorganismos que se encuentran en el agua y que pueden causar conjuntivitis. Recuerda: los lentes de contacto NO deben tener contacto con el agua

¿Y si ya la tengo?

Si has contraído conjuntivitis o sospechas que la tienes lo primero que debes hacer es revisarte con un oftalmólogo para que haga el diagnóstico y te de el tratamiento adecuado. Adicional, puedes tomar estas medidas:

  1. Ten tus propios utensilios de comida, desde platos hasta cubiertos
  2. Manten las manos limpias y pídale a los que viven contigo que se las laven con frecuencia
  3. No compartas toallas, sábanas ni, en lo posible, ropa. Es decir, todo aquello que esté en contacto con tus ojos debe permanecer contigo durante el tiempo que dure la enfermedad. No olvides lavarlas bien.
  4. A la hora de limpiar tus ojos prefiere paños desechables, hazlo con las manos bien limpias, tira lo que has utilizado tras la limpieza y lávate las manos.  En caso de usar artículos de tela, procura mandarlos a lavar una vez que termines de limpiarte. No los reutilices.

En cuanto al maquillaje

La recomendación de todos los médicos siempre será no maquillarse. Esto es para evitar que los componentes del maquillaje causen más irritación y para evitar que se contaminen. Especialmente, es aconsejable que evites la máscara de pestañas, los delineadores y las sombras de ojos.

No está de más decirte que no debes compartir tu maquillaje para ojos con nadie. Si los usas durante la enfermedad, bótalos y compra nuevos cuando se haya curado por completo la conjuntivitis. De esta forma, se podrán evitar posibles propagaciones y re-contagios.

Esperamos que estos consejos te ayuden y que la conjuntivitis no llegue a tu casa. Si tienes alguna pregunta no dudes en escribirnos. 

Gracias por compartir este blog,

Dra. Julieta Arango y

Equipo de Ópticas Metro

 

 

Sorry, comments are closed for this post.

¿DESEAS RECIBIR LOS ARTÍCULOS POR EMAIL? SUSCRÍBETE

Todo el Contenido © 2015-2016 Ópticas Metro Panamá | Privacidad | Términos | Renuncia de Responsabilidad

INFORMACIÓN SOBRE TUS OJOS. SUSCRÍBETE

Prevención: la clave en la conjuntivitis

Con la incapacidad que conlleva, las molestias asociadas y la apariencia que genera, la conjuntivitis suena a un diagnóstico de horror. Sin embargo, no todas cursan igual y en la mayoría de los casos es fácil de tratar. 

Sabías ¿qué cualquiera puede contraer esta patología, pero aquellos que laboran con niños y adolescentes, o los que se encuentran en recintos cerrados están más propensos al contagio?

De esto se trata la conjuntivitis:

Es una inflamación del tejido transparente llamado conjuntiva, que recubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados. Cuando se desencadena una infección o inflamación, los vasos sanguíneos presentes en el área se dilatarán provocando ojos rojos.

Ocurre por diferentes factores:

  • Debido a un virus, que es la más frecuente
  • Por alergias y congestión de la nariz
  • Causado por bacterias
  • O, por abrasiones o agentes extraños

Síntomas

El síntoma principal de la conjuntivitis es: el ojo rojo o con apariencia rosada. Es frecuente que también se presente lagrimeo y la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo. Otros síntomas pueden ser:

  • En la conjuntivitis viral. Picazón en los ojos, sensibilidad a la luz y más lagañas de lo normal. En la mayoría de los casos comienza con un ojo y a los días aparece en el otro. Es altamente contagiosa.
  • Conjuntivitis bacteriana. Viene acompañada de una secreción en el ojo amarillenta o verde-amarillenta y pegajosa, que puede hacer que los párpados se peguen. Es posible que se presente en uno o ambos ojos y también es contagiosa
  • Aquellos con conjuntivitis alérgica presentan ojos llorosos y ardor, sensación de goteo en la nariz y sensibilidad a la luz. Ambos ojos se ven afectados, pero no es contagiosa.
  • La conjuntivitis química o irritativa es provocada por una sustancia química o un cuerpo extraño que ha entrado al ojo. Por ejemplo, el cloro de la piscina o la contaminación ambiental. También puede aparecer por quemaduras, como la exposición excesiva a la luz ultravioleta. Y por el uso inadecuado de los lentes de contacto. Este tipo de conjuntivitis tampoco es contagiosa.

La causa de la conjuntivitis debe ser diagnosticada por un oftalmólogo que es quién recomendará los cuidados necesarios. Por ejemplo, para un caso de conjutivitis irritativa puedes usar pañitos de agua fría y lágrimas artificiales, pero para una conjuntivitis bacteriana vas a requerir de antibioticos.

Es importante NO automedicarse.

prevensión clave en la conjuntivitis

Evitando la conjuntivitis

La prevención es la mejor forma de mantenerla a raya, y disminuir el riesgo de contagio. Lo más importante es lavarse las manos varias veces al día, sobre todo si le has dado la mano a alguien con ojos rojos o si has estado en lugares públicos. Otros consejos son: 
  1. Evita tocarte los ojos con las manos sucias
  2. Cúbrete la nariz y la boca al toser y estornudar
  3. No compartas artículos de higiene personal como paños, toallas para las manos y pañuelos.
  4. Si utilizas lentes de contacto, asegúrate de seguir los consejos de tu contactólogo para su cuidado y cambio; solo usa la solución que te recomendaron y no duermas con ellos, ni los compartas
  5. Si vas a nadar, usa gafas de natación para proteger tus ojos de bacterias u otros microorganismos que se encuentran en el agua y que pueden causar conjuntivitis. Recuerda: los lentes de contacto NO deben tener contacto con el agua

¿Y si ya la tengo?

Si has contraído conjuntivitis o sospechas que la tienes lo primero que debes hacer es revisarte con un oftalmólogo para que haga el diagnóstico y te de el tratamiento adecuado. Adicional, puedes tomar estas medidas:

  1. Ten tus propios utensilios de comida, desde platos hasta cubiertos
  2. Manten las manos limpias y pídale a los que viven contigo que se las laven con frecuencia
  3. No compartas toallas, sábanas ni, en lo posible, ropa. Es decir, todo aquello que esté en contacto con tus ojos debe permanecer contigo durante el tiempo que dure la enfermedad. No olvides lavarlas bien.
  4. A la hora de limpiar tus ojos prefiere paños desechables, hazlo con las manos bien limpias, tira lo que has utilizado tras la limpieza y lávate las manos.  En caso de usar artículos de tela, procura mandarlos a lavar una vez que termines de limpiarte. No los reutilices.

En cuanto al maquillaje

La recomendación de todos los médicos siempre será no maquillarse. Esto es para evitar que los componentes del maquillaje causen más irritación y para evitar que se contaminen. Especialmente, es aconsejable que evites la máscara de pestañas, los delineadores y las sombras de ojos.

No está de más decirte que no debes compartir tu maquillaje para ojos con nadie. Si los usas durante la enfermedad, bótalos y compra nuevos cuando se haya curado por completo la conjuntivitis. De esta forma, se podrán evitar posibles propagaciones y re-contagios.

Esperamos que estos consejos te ayuden y que la conjuntivitis no llegue a tu casa. Si tienes alguna pregunta no dudes en escribirnos. 

Gracias por compartir este blog,

Dra. Julieta Arango y

Equipo de Ópticas Metro

 

 

Sorry, comments are closed for this post.